Introducción    Neurotransmisión    Potencial de acción    Señal sináptica    Neurotransmisores    Control presináptico    Trastornos cerebrales  
  Referencias  
 

Otros mapas del encéfalo
    Prosencéfalo
    Mesencéfalo
    Rombencéfalo
    Médula espinal
    Lóbulos
    Sistema límbico
    Sección coronal
    Vasculatura del cerebro

 

Control neurológico

Trastornos cerebrales

Más información sobre:
Neurotransmisión en la sinapsis

La neurotransmisión juega un papel importante en el control del estado mental, esto es, la consciencia, las emociones y la conducta. Incluso leves alteraciones de los sistemas de neurotransmisores neurotransmisores pueden contribuir a la aparición de problemas neurológicos o trastornos cerebrales. Para desarrollar nuevos tratamientos y estrategias de prevención que alivien la angustia causada por lo que puede convertirse en una enfermedad gravemente debilitante es esencial entender cómo se alteran los circuitos, las sinapsis y los neurotransmisores en las personas que sufren trastornos cerebrales.

La complejidad del cerebro cerebro no se agota en la composición estructural y química. El cerebro es un órgano dinámico, en constante proceso de cambio regido por las experiencias de vida. Cada vez que aprendemos algo, creamos memoria, sentimos estrés o enfermedad, cambia la estructura bioquímica del cerebro en el nivel neuronal y esto afecta el flujo de información. Esto se denomina plasticidad neuronal.

Sistemas de clasificación

El cerebro es muy complejo y los síntomas de muchos trastornos cerebrales son heterogéneos y, con frecuencia, variados. Los paneles de psiquiatras expertos han desarrollado sistemas de clasificación para permitir a los médicos hacer diagnósticos exactos de los trastornos cerebrales. Al utilizar estos sistemas de clasificación, los síntomas de los trastornos cerebrales se definen y agrupan claramente. Existen dos sistemas ampliamente aplicados. El primero, desarrollado por la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, es el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM), y se utiliza principalmente en EE.UU. El segundo, que se utiliza más en Europa, es la Clasificación Internacional de las Enfermedades, Parte 10 (CIE-10).

Estas guías permiten determinar la enfermedad mental que probablemente tenga el individuo y descartar otras cuyos síntomas se superponen.

Lea más sobre las escalas de clasificación y evaluación de los trastornos cerebrales.

Hoja de datos: Escalas de evaluación.

Psicoterapia

La influencia del entorno y las propias experiencias sobre el estado mental se entiende más ahora que en el pasado, y este mayor conocimiento ha cambiado significativamente el manejo y tratamiento de varios trastornos cerebrales. Actualmente, la psicoterapia se reconoce como un componente importante del tratamiento de las personas con trastornos neurológicos, y la opción de tratamiento más eficaz para estos pacientes es una combinación de terapia farmacológica y no farmacológica. También debe reconocerse la educación como un componente importante del tratamiento de la enfermedad, y puede dirigirse no solamente hacia la persona enferma sino también a sus amigos y familia.

Existen diferentes métodos psicoterapéuticos que son apropiados para diferentes trastornos neurológicos. Los métodos psicoterapéuticos comunes comprenden psicoeducación, terapia conductista cognitiva (TCC), intervenciones de la familia, terapia de grupo y terapia específica para casos individuales, como terapia para toxicomanías.

Lea más sobre psicoterapia.

Terapia farmacológica

Los fármacos psicotrópicos afectan de forma selectiva uno o más pasos de la síntesis, el empaquetamiento, la liberación, acción o degradación de un neurotransmisor. Determinar el mecanismo de acción de muchos fármacos psicotrópicos ha facilitado el conocimiento de los mecanismos moleculares que están detrás de algunas enfermedades.

Los fármacos psicotrópicos ejercen su efecto de varias maneras, por ejemplo,

Efectos presinápticos

Los fármacos psicotrópicos pueden afectar la síntesis, el almacenamiento, la liberación y la recaptación de los neurotransmisores, y pueden suprimir o aumentar su acción. Diversas clases de fármacos antidepresivos son inhibidores de la recaptación de serotonina, noradrenalina, o las dos.

Efectos postsinápticos

La mayoría de los fármacos psicotrópicos actúa para modificar la transmisión sináptica al activar o inhibir los receptores receptores postsinápticos. Estos fármacos se denominan agonistas y antagonistas, respectivamente. El agonista inhibe o bloquea la acción del neurotransmisor casi siempre uniéndose al receptor e impidiendo la unión del transmisor natural. En cambio, el antagonista desorganiza la acción del neurotransmisor.

Un mecanismo que parece tener un papel muy importante para los efectos a largo lazo de algunos fármacos psicotrópicos es la adaptación del receptor. Muchos fármacos, como los antidepresivos, necesitan ser administrados de por vida o durante un período prolongado para producir un efecto terapéutico y esto puede deberse a cambios sutiles del funcionamiento del receptor, que ocurren en un plano secundario al de los efectos bioquímicos iniciales.

Inhibición enzimática

Las dos enzimas principales relacionadas con el catabolismo de los neurotransmisores ‘clásicos’ son la monoaminoxidasa y la acetilcolinesterasa. Estas enzimas están implicadas en el catabolismo de las aminas biogénicas como serotonina, noradrenalina, dopamina y acetilcolina. La inhibición de estas enzimas provoca aumento de la concentración y la actividad de los neurotransmisores relevantes.

Explore los siguientes trastornos cerebrales y averigüe cómo cada enfermedad afecta el cerebro:

 Trastornos de ansiedad

 Trastornos bipolares

 Demencia

 Depresión

 Epilepsia

 Migraña

 Esclerosis múltiple

 Trastorno de pánico

 Enfermedad de Parkinson

 Esquizofrenia

 Trastornos del sueño

 Ictus

 

 

 

 

   Comentarios       Mapa del sitio        Ayuda        Página principal        Junta editorial